Festival Vallenato tiene cuatro nuevos reyes

Nicol Zabaleta, José Arcos, Alexandra Gómez y Juan Guerra, los ganadores. Al cierre de esta edición se definía al rey Vallenato 2019.

En la tarima ‘Colacho Mendoza’ del Coliseo ‘Cacique Upar’, se batieron con todas sus espuelas musicales los finalistas de las categorías de piqueria infantil y mayores y, de acordeonera infantil y aficionado.

Al final, cuatro nuevas coronas fueron entregadas en la noche del domingo y la madrugada del lunes, en el Festival de la Leyenda Vallenata, la fiesta de acordeones más grande del mundo.

La primera categoría que conoció a su ganador fue la de piqueria infantil en la que la vallenata Nicol Zabaleta, de 13 años, quien durante su duelo con Álex Álex Barros dejó claro que está para grandes cosas en el arte del repentismo.

“Estoy demostrando  más que nunca que las mujeres somos poderosas, me causa gracia que en la competencia los niños trataban de enamorarme con sus versos, pero yo les cortaba su atrevimiento con versos mucho más estructurados. Creo que el jurado notó mi creatividad y aquí estoy celebrando mi corona”, dijo la valduparense de 13 años.

El segundo rey en ser anunciado fue el verseador José Luis Arcos de Arcos, quien conquistó el primer lugar en la categoría Piqueria Mayores.

“Soy de Nechí (Antioquia) y venía luchando por esto hace siete años, el año pasado fui finalista y tuve un crecimiento grande, este año vine decidido a ser el vencedor y esa confianza en mi talento fue fundamental. Soy una persona que lee mucho y eso me ayuda a crear mis versos”, explicó a EL HERALDO Arcos de Arcos.

Como primera reina del acordeón en la categoría Acordeonera Menor fue escogida Alexandra Gómez, y como Rey Aficionado, el valduparense José Juan Camilo Guerra Mendoza, quien en 2017 fue Rey Juvenil.

Ganadores de la piqueria.

Los versos calentaron el ambiente. Los primeros en entrar en acción fueron los verseadores más pequeños del certamen quienes definieron el concurso de piqueria. Los seis participantes fueron subiendo en parejas para improvisar sus versos. A las 7:00 p.m. Martín Elías Vitola y Joyhman Soto encendieron el ambiente.

Siguieron el enfrentamiento Álex Álex Barros y Nicol Zabaleta, la única mujer que con su talento para repentizar se ganó los aplausos del público que de a poco fue llenando el Parque de la Leyenda Vallenata. Eudis Almendrales y Julio Gil finalizaron las llaves.

Los seis verseadores de la categoría Adulto no fueron inferiores. Jorge Hernández y Julio Gutiérrez abrieron la tanda; Iván Becerra y Roberto Calderón Díaz hicieron lo propio y concluyeron José Luis Arcos y Andrés Barros.

Las niñas hicieron historia. Por primera vez se presentaron en el parque de la Leyenda Vallenata tres niñas para definir la corona en la recién creada categoría de Acordeoneras Menor.

Las encargadas de escribir este capítulo sin precedentes fueron Alexandra Gómez, oriunda de El Paso (Cesar) y las bolivarenses Heinis Gulfo, del municipio de Santa Catalina, y Rosana Hurtado, del municipio de Arjona. Todas ejecutaron los cuatro aires con notas precisas, lo que complicó la tarea del jurado que dirimió hasta la madrugada del lunes el veredicto final. Finalmente, Alexandra fue la ganadora.

Reina infantil femenina.

Duelo intenso. En la categoría de Acordeonero  Aficionado hubo una particularidad y es que cuatro de los cincos acordeoneros que llegaron a la instancia decisiva nacieron en el departamento del Magdalena; mientras que un valduparense se entregó con el alma por su patio.

Se trata de José Juan Camilo Guerra Mendoza, quien fue el primero en abrir el fuelle para poner a gozar al público con sus notas.

El segundo en hacer su presentación fue Jairo Moreno, de El Difícil (Magdalena). Le siguieron el samario Alberto Ovalle, Nicolás Pezzano, de Sabana de San Ángel y el samario José Sastoque.

Cinco aspirantes y una sola corona. Cinco acordeoneros subieron anoche a la tarima Colacho Mendoza para disputarse en la gran final del 52 Festival de la Leyenda Vallenata el título de Rey. Tras una reñida competencia entre 15 primeros clasificados, fueron escogidos como finalistas Rodolfo de La Valle, Javier Matta, Alfonso ‘Ponchito’ Monsalvo, Jesús Ocampo y Manuel Vega. A través de un sistema de balotas, cada acordeonero escogió los temas en los cuatro aires: paseo, puya, merengue y son, a interpretar en una última presentación ante el jurado y el público concentrado anoche en el coliseo Cacique Upar, del parque de la Leyenda.

Javier Matta, proveniente del Magdalena, indicó que “la disciplina” es su fuerte, además de su fundamentación en los cuatro aires. “No puedo decir que mi fortaleza es en uno solo, busco un equilibrio, destacarme en todos”.

Nuevo rey aficionado.

Por su parte, Alfonso ‘Ponchito’ Monsalvo, sobrino de Cecilia ‘La Polla’ onsalvo, (q.e.p.d) precisó que si algo lo caracteriza es que trata de tocar los ritmos autóctonos en su métrica. “Creo que he demostrado con mis capacidades en estos nueve años que llevo participando en el Festival, que he venido luchando como muchos, cumpliendo el proceso y no solo eso, sino que la gente me identifica como un acordeonero que toca bien el vallenato”.

Rodolfo de La Valle, de Fundación (Magdalena) afirmó que estaba “tranquilo y seguro al momento de ejecutar el acordeón, confiando que esta vez es la vencida”.

Y de Cartagena llegó Manuel Vega, uno de los concursantes de mayor trayectoria en este Festival. Con su experiencia ponía la nota alta para lograr la corona.

Jesús Manuel Ocampo, de 24 años, natural de Ariguaní, al cierre de esta edición también daba la batalla por la prestigiosa corona de este Festival.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *